miércoles, 28 de octubre de 2009

Ayer a las 16:10 Sea el primero en comentar esta nota

“El pacto militar entre Colombia y EEUU se firmará esta semana” Así lo aseguró el Ministro de Defensa del país sudamericano desde Washington. La ceremonia de la firma se realizará en Bogotá. Intentó evitar el tema de Venezuela y habló de la carrera armamentista en la región.






Se reaviva la tensión entre Colombia y Venezuela

Mas noticias
Macri denunció al Gobierno nacional por "boicotear" a la Policía Metropolitana




El Ministro de Defensa colombiano, Gabriel Silva aseguró que el acuerdo militar entre su país y Estados Unidos se firmará esta semana. Lo anunció en una conferencia de prensa en la Embajada de Colombia en Washington, al concluir una gira de dos días por Estados Unidos.

Según el funcionario, el acuerdo, que le permitiría a Estados Unidos utilizar al menos siete bases militares colombianas, será sellado en Bogotá con un representante de Estados Unidos que podría ser el Embajador William Brownsfield.

"No es necesario que viaje alguien desde Estados Unidos. Será el Canciller y quien designe Estados Unidos", dijo Silva que luego se reunirá con personal del Comando Sur en Miami y desde donde partirá rumbo a Bogotá para participar en la ceremonia de la firma.

Silvia volvió a defender la decisión del ejecutivo de ignorar el concepto del Consejo de Estado que recomendó la semana pasada llevar el acuerdo a la consideración del Congreso.

Según este, se trata de una "opinión" que pidió el mismo gobierno pero que es de obligatorio cumplimiento. Intentó despejar, también, las críticas que surgieron en varios países del continente, entre ellos de Venezuela y Brasil.

"No hay nada nuevo. No tiene una connotación geopolítica o estratégica y responde a lo que lo que quieren los colombianos que es seguridad", sostuvo el Ministro tras citar una encuesta según la cual el 70% del país quiere el acuerdo.

Tanto Colombia como Estados Unidos insten en que el convenio militar es solo una expansión de la lucha contra las drogas y responde a una necesidad que se le creo a Estados Unidos tras su salida forzosa de la base de Manta en Ecuador.

Pero líderes regionales, como Lula da Silva de Brasil, ven en ello una amenaza para la estabilidad regional pues suponen se traducirá en la presencia permanente de tropas y bases militares de Estados Unidos.

El Ministro explicó brevemente que el país recibirá de Estados Unidos algunos recursos técnicos y apoyo financiero en infraestructura tras la firma del acuerdo.

El Congreso de Estados Unidos, de hecho, acaba de aprobar 46 millones de dólares que se usarán para adecuar una de las bases aéreas.

Silva estuvo muy cauto cuando se le preguntó por Venezuela y los incidentes de esta semana que reavivaron las tensiones entre ambos países. "Nuestra posición es conocida. Ya se dijo lo que había que decir", sostuvo en varias oportunidades para no entrar en detalles.

Sobre la masacre de colombianos en el estado de Táchira, dijo que Venezuela debía investigar, y con rapidez, lo sucedido. Precisó, también, que la versión venezolana de que los asesinados eran paramilitares era solo una hipótesis y que no era muy acertado llegar a esa conclusión sin antes investigar.

Donde si elevó el tono fue al comentar la aparente carrera armamentista que se está dando en la región. "Es un camino equivocado, delicado, no es constructivo e innecesario para la seguridad regional cuando hay otros temas más urgentes como la pobreza", dijo el Ministro.

Aunque el acuerdo militar fue una parte muy importante de la agenda, el Ministro aprovechó el viaje a Washington para tratar otros temas de la cooperación bilateral como la lucha contra el narcotráfico, el terrorismo y la seguridad regional.

A diferencia de viajes de anteriores, la agenda del Ministro Silva se manejó con total hermetismo y, salvo el encuentro de cierre con la prensa, alejado de los medios de comunicación. Incluso un evento en el Dialogo Interamericano, que se destaca por apertura hacia los medios, fue a puerta cerrada.

En parte, dijeron entendidos, el gobierno quería evitar que el viaje de Silva contribuyera a la tensión que se vivió con Venezuela en los últimos días. Tensión que fue agudizada por el propio Silva cuando le pidió a Venezuela hacer más en la lucha contra las drogas pues los aviones cargados con estupefacientes transitaban libremente por ese país.

No hay comentarios:

Publicar un comentario