martes, 9 de febrero de 2010

el susto de Néstor K.

Argentina entra en un limbo político
La enfermedad del ex presidente Kirchner agrava la incertidumbre en el Gobierno y en el partido peronista
PEDRO CIFUENTES - Mendoza - 09/02/2010



El ex presidente y mandatario consorte de Argentina, Néstor Kirchner, evoluciona "satisfactoriamente" de la intervención quirúrgica urgente que le fue practicada en la tarde del domingo en Buenos Aires, debido a una obstrucción de la arteria carótida derecha que, de no desbloquearse a tiempo, podía llegar a causar lesiones cerebrales importantes. A raíz de lo sucedido, la presidenta, Cristina Fernández de Kirchner, suspendió su programa de actos y pernoctó al lado de su esposo en la clínica. Ayer, ante la mejoría de su esposo, recuperó su agenda e inauguró un hipermercado.

Néstor Kirchner

A FONDO
Nacimiento: 25-02-1950 Lugar: Río Gallegos - Santa Cruz Argentina
A FONDO
Capital: Buenos Aires. Gobierno: República. Población: 40.482 millones (est. 2008)


La enfermedad de Kirchner supuso un auténtico bombazo en la línea de flotación del Gobierno, donde el esposo de la presidenta sigue siendo un referente insustituible y gestiona personalmente aspectos fundamentales de la política económica y parlamentaria del Ejecutivo, además de dirigir los resortes del Partido Justicialista (peronista), que preside. El diario bonaerense La Nación hablaba ayer de "inocultable incertidumbre" dentro del Partido Justicialista, hasta que no se supo que Kirchner había superado la emergencia.

En los medios de comunicación se especulaba también sobre las repercusiones que podría tener este suceso sobre la agenda internacional de Cristina Fernández, que recientemente ya canceló una gira de 10 días por China ante el temor de dejar el país al mando de Julio Cobos, vicepresidente del Gobierno y, sin embargo, adversario de los K y probable candidato opositor en las elecciones de 2011.

En muchos círculos políticos se interpretaba lo sucedido el domingo como un resultado de la nefasta semana que había vivido el ex presidente, entre revelaciones mediáticas de presuntas corruptelas y compras millonarias, el final de la crisis del Banco Central, críticas unánimes de la oposición, pequeñas grietas en el aparato del peronismo e incluso desafortunadas declaraciones de sus propios hombres de confianza.

El cirujano que le practicó la operación a Kirchner, Víctor Caramutti, estimó que éste será dado de alta el jueves o el viernes de esta misma semana. Luis Buonomo, jefe de la Unidad Médica Presidencial, afirmó que podrá reanudar "su actividad y su vida normal progresivamente y sin impedimentos".

El ex presidente y hoy diputado había sentido el domingo por la mañana una falta de sensibilidad en su brazo y pierna izquierdos, lo que le llevó a someterse a unos estudios en una clínica cercana a su residencia de Olivos y, posteriormente, a ser operado por la tarde en un sanatorio privado del acomodado barrio porteño de Palermo, donde le removieron una placa ulcerada de la citada arteria.

Fueron horas de gran tensión y preocupación en todo el país. El arzobispo de Buenos Aires, Jorge Bergoglio, enfrentado al kirchnerismo desde hace tiempo, envió a un sacerdote para que le practicase la extremaunción al ex presidente, pero el presbítero volvió por sus pasos ante el rechazo de la familia Kirchner, que, sin embargo, habría agradecido el gesto

No hay comentarios:

Publicar un comentario