miércoles, 23 de junio de 2010

Siguen las manipulaciones activistas

SOCIEDAD | Con el lema 'Por la Igualdad Trans'

Los hijos de parejas de gays y lesbianas encabezarán el desfile del Día del Orgullo
Carla Antonelli, Carmen Alcayde y la cantante Natalia, en la presentación del Orgullo. | Efe

Los organizadores quieren contar con la participación de israelíes y palestinos
El desfile del 'Orgullo' terminará el 3 de julio con la actuación de Kylie Minogue


Ana del Barrio | Madrid


La manifestación del 'Orgullo Gay' estará encabezada por hijos de parejas de gays y lesbianas, en una clara apuesta por la reivindicación de estas nuevas modalidades de familia. Además, los organizadores del Orgullo trabajan a marchas forzadas para contar con activistas israelíes que acudan junto a palestinos en una misma carroza el día del desfile, que se celebrará el próximo 3 de julio.

La Federación Estatal de Gays y Lesbianas intenta así apaciguar la polémica generada por el boicot a una carroza de homosexuales iraelíes tras el ataque a la Flotilla humanitaria que costó la vida a nueve personas.

No obstante, la Federación Estatal de Gays y Lesbianas insiste en que se mantiene el veto institucional a la carroza israelí, ya que según asegura, se trataba de una delegación gay sufragada por el Ayuntamiento de Tel Aviv.

"No íbamos a permitir una carroza institucional del Gobierno israelí, que no condena los ataques en aguas internacionales a la Flotilla de la Libertad. Estamos a punto de cerrar que pueda haber participación de activistas de Israel y Palestina", aseguró el presidente de la Federación, Antonio Poveda, durante la presentación del programa del 'Orgullo Gay'.

'Flashmob' para Kylie
Este año los festejos contarán con un plato fuerte: la actuación de Kylie Minogue. La artista australiana cantará el sábado 3 de julio en la Plaza de España, al término del desfile, donde tocará algunos temas de su nuevo álbum 'Aphrodite'.

Los organizadores del evento quieren sorprender a la cantante con un multitudinario flashmob (acción espontánea) siguiendo la música de uno de sus temas.

El Orgullo será este año menos gay y más trans, ya que quiere poner un acento especial en la defensa de los derechos de los transexuales "que hace 41 años en un bar de Nueva York fueron los primeros en dar la cara y en decir que ya bastaba de redadas. Fueron ellos los que recibieron las primeras bofetadas y siguen siendo los que las reciben", relató Poveda.

El Orgullo también pretende ser este año más político y reivindicativo: "Es el Orgullo más político, que no partidista, porque nosotros hacemos política y de la buena, porque movilizamos a la sociedad. Nuestra Mani-Fiesta-Acción será política, porque el Orgullo es un ejemplo de visibilidad comunitaria para decir que aunque hayamos conseguido muchas conquistas nos queda alcanzar la mayor de todas: la igualdad social, que no es la igualdad legal", zanjó Antonio Poveda.

La Federación de gays asegura que el botellón se ha convertido en un problema para el Día del Orgullo

Los organizadores también intentan este año que los festejos, que comienzan el 24 de junio y se prolongan hasta el 4 de julio, sean "más sostenibles" y que tengan un "menor impacto urbano". Por este motivo, se ha reducido un 24% las horas de programación, un 70% la superficie de ocupación de las barras en Chueca y además se ha recortado un 50% la potencia de los equipos de sonido.

La Federación de Gays y Lesbianas se ha mostrado contraria al masivo consumo de alcohol en el centro de Madrid durante los días que duran las celebraciones, que en ocasiones anteriores han llegado a congregar a más de dos millones de participantes.

"El botellón no se permite en absoluto. El botellón es un fenómeno social que excede al Orgullo. Habría que preguntarse por qué la gente joven bebe en la calle. No es un problema del Orgullo sino un problema para el Orgullo. Por eso hemos puesto en marcha medidas exigentes para combatir este tema", argumentó Juan Carlos Alonso, coordinador general de las fiestas.

La programación de Madrid Orgullo (Mado), con un presupuesto de medio millón de euros, incluye numerosos conciertos en seis escenarios diferentes, que este año no sólo se sitúan en el barrio de Chueca sino que conquistan nuevos espacios como la Plaza de Callao o la de España. El pistoletazo de salida comienza el miércoles 30 de junio con el pregón que leerán Imanol Arias y Ana Milán en Chueca.

El broche final tendrá lugar el sábado 3 de julio con la manifestación estatal que saldrá de la Puerta de Alcalá y recorrerá la Gran Vía con el lema "Por la Igualdad Trans". Será una movilización "reivindicativa, ni una cabalgata ni un desfile, sino una manifestación" en la que participarán, entre otros, la ministra de Igualdad, Bibiana Aído, el coordinador general de IU, Cayo Lara, el diputado de IU, Gaspar Llamazares, además de líderes de UGT y CCOO y organizaciones como Amnistía Internacional o Cear. Todo con un objetivo: acabar con la discriminación, abusos y violencia contra las personas transexuales y que dejen de ser considerados como "enfermos mentales".

No hay comentarios:

Publicar un comentario