sábado, 9 de abril de 2011

Mario Eduardo Firmenich

Mario Eduardo Firmenich (n. Buenos Aires, 24 de enero de 1948) es un ex jefe guerrillero argentino, uno de los fundadores de la organización guerrillera Montoneros.


* 1 Biografía
o 1.1 Juventud
o 1.2 Inicios en Montoneros
o 1.3 Dirección de Montoneros
o 1.4 Montoneros y Perón
o 1.5 Pase a la clandestinidad
o 1.6 Exilio
o 1.7 Retorno a la democracia
* 2 Referencias

Juventud

Firmenich egresó como bachiller del Colegio Nacional de Buenos Aires en 1966 con medalla de oro; durante su paso por el Colegio participó activamente en la Juventud Estudiantil Católica (JEC), sosteniendo ideas propias de la derecha nacionalista. Otros futuros líderes de Montoneros, como Fernando Abal Medina y Gustavo Ramus provendrían del mismo contexto. Allí conoció al sacerdote Carlos Mugica, cuya obra como benefactor de los pobres y habitantes de las "villas miseria" de los suburbios de Buenos Aires, tendría una importancia notable en su formación y en el viraje de sus ideas hacia la izquierda; Mugica y Firmenich mantendrían una estrecha relación hasta el asesinato del primero en 1974, atribuido a la Alianza Anticomunista Argentina.


Inicios en Montoneros

Firmenich integró el grupo fundador de la organización armada Montoneros, junto a Fernando Abal Medina y otros, como Carlos Gustavo Ramus y Norma Arrostito; la organización estaba sustentada ideológicamente sobre una interpretación idiosincrática del peronismo, comprendido a la manera nacionalista como única forma política revolucionaria adaptada a la situación argentina y fusionada con elementos que, sin duda presentes en el marco general peronista, cobraron mayor intensidad por la ideología de sus fundadores, en especial el nacionalismo católico y la revolución cubana. El 29 de mayo de 1970 Firmenich participó en la Operación Pindapoy, consistente en el secuestro y posterior asesinato del ex dictador Pedro Eugenio Aramburu, al que Montoneros sometió a un procedimiento en el que no tenía derecho de defensa alguno que llamó un juicio popular, por ser el principal responsable de la masacre de José León Suárez.


Años más tarde fue publicado un pormenorizado relato en el recordado número de la revista La causa peronista del 3 de septiembre de 1974, cuyo título de tapa era: "Mario Firmenich y Norma Arrostito cuentan cómo murió Aramburu".


Dirección de Montoneros

Luego de la muerte de Fernando Abal Medina y Gustavo Ramus en un enfrentamiento armado con la policía en un bar de la localidad de W. Morris, y de José Sabino Navarro, alias "Negro", en la sierra cordobesa durante el gobierno militar de la llamada Revolución Argentina, Firmenich alcanzó el liderazgo de la conducción nacional de Montoneros, cargo que mantuvo hasta la disolución de la organización. Entre 1971 y 1979 Firmenich lideró la OPM Montoneros como secretario general, desempeñándose también como autor de su línea política y de la mayoría de sus documentos a través de las diversas alternativas de la lucha política de la época. A Firmenich se lo consideró frecuentemente representante del ala más militarista de la organización.


Montoneros y Perón

La relación de Montoneros con Perón sufrió fuertes altibajos; durante su forzoso exilio en España, éste se mostró complaciente con las acciones de la organización, y para cuando el gobierno de facto de Alejandro Agustín Lanusse dio lugar finalmente a elecciones, en las que resultó electo Héctor J. Cámpora, varias figuras afines a ella ocuparon puestos de gobierno. Entre ellas se contaban Esteban Righi, nombrado ministro de Interior, el gobernador de Salta Miguel Ragone, el de Mendoza Alberto Martínez Baca, el de Santa Cruz, Jorge Cepernic y el gobernador cordobés Ricardo Obregón Cano. Sin embargo, muchas de estos logros se revirtieron durante el breve gobierno del sucesor de Cámpora, Raúl Lastiri, yerno y amigo de José López Rega, llamado El Brujo; López Rega, enviado por Perón como ministro de Bienestar Social durante el gobierno de Cámpora, había cobrado una gran influencia sobre el matrimonio Perón. No se conoce a ciencia cierta cuánto de la orientación que tomaría el tercer gobierno de Perón se debe a él, pero sin duda fue uno de los artífices del giro a la derecha de éste y uno de los principales impulsores de la Triple A, como se conoció a la Alianza Anticomunista Argentina.

Fue en este contexto en que se produjo el regreso de Perón a la Argentina; cuando, el 20 de junio de 1973, una inmensa movilización de masas fue a recibirlo al Aeropuerto Internacional Ministro Pistarini en Ezeiza, la derecha peronista atacó abiertamente a la columna de la Juventud Peronista y de Montoneros. La facción de derecha, liderada y organizada por López Rega[1] y por el coronel Jorge Osinde asesinó a más de doscientas personas en la llamada masacre de Ezeiza y contó con el apoyo público del mismo Perón.



El 25 de septiembre de ese mismo año, Montoneros asesinó a José Ignacio Rucci, secretario general de la CGT, una de las figuras más importantes de la línea conservadora del peronismo sindical; esta acción, que no fue reconocida públicamente por la organización en ese momento, se realizó aparentemente con la intención de debilitar la influencia de esos sectores sindicales en el entorno de Perón, pero resultó contraproducente. Según declaraciones del periodista Ricardo Roa durante la investigación judicial por la muerte de Rucci, Firmenich les dijo “Fuimos nosotros”, aceptando la autoría de Montoneros.[2]


La situación llevó a Firmenich (junto a otros miembros de la conducción nacional como Roberto Quieto, ex líder de las marxistas Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR) recientemente fusionadas con Montoneros) a apartarse del gobierno peronista, que había neutralizado la influencia montonera en el Parlamento imponiendo una rígida disciplina partidaria. El agravamiento de las circunstancias por las persecuciones de la Triple A y el aval dado por Perón a las mismas con la aprobación de la Ley Antisubversiva[3] radicalizaron el enfrentamiento. Cuando en la celebración del día del Trabajo el 1 de mayo de 1974 el discurso de Perón desde los balcones de la Casa Rosada los definió como "imberbes" y "estúpidos", Montoneros decidió su regreso a la lucha armada.


Pase a la clandestinidad
Firmenich en 1979.

A la muerte de Perón, y tras la asunción de su esposa y vicepresidente María Estela Martínez, maleable a la influencia de López Rega, la Conducción Nacional de Montoneros dirigida por Firmenich decidió el "pase a la clandestinidad" de la organización y de los frentes de masas que ésta había construido y que constituían la corriente principal dentro de la tendencia revolucionaria peronista (la Juventud Peronista, la Juventud Universitaria Peronista, la Juventud Trabajadora Peronista, el Movimiento de Villeros Peronistas, el Movimiento de Inquilinos Peronistas, la Agrupación Evita, etc.).


El 15 de julio de 1974 Montoneros, bajo la dirección de Firmenich, asesinó al ex ministro Arturo Mor Roig, un político radical ya retirado de la actividad, y que se encontraba sin custodia alguna en un restaurante de San Justo; este hecho fue un intento de desestabilizar al gobierno justicialista cada vez más cerradamente unido en torno a López Rega. La organización Montoneros pasó a la clandestinidad el 6 de septiembre de 1974. Desde esa fecha, fue nombrada en los medios periodísticos como "la organización autoproscripta". Firmenich se ocupó de la dirección de las operaciones armadas de la organización, entre las que se contó la Operación Mellizas (19 de septiembre), que consistió en el secuestro de los millonarios industriales Juan y Jorge Born, gracias al cual Montoneros se hizo con un rescate récord de 60 millones de dólares; y de las relaciones institucionales, reuniéndose entre otras figuras con el dirigente opositor Ricardo Balbín, perteneciente a la Línea Nacional de la Unión Cívica Radical.


Exilio

Poco antes de producirse el golpe militar que dio lugar al Proceso de Reorganización Nacional en marzo de 1976, los niveles superiores de la organización, Firmenich entre ellos, decidieron que la mayoría de la Conducción Nacional de Montoneros partiera al exilio. Firmenich residió en Roma y México hasta recalar en Cuba como huésped de Fidel Castro.

Ya en 1975 se habían sentado las bases de lo que sería una reestructuración de la OPM en un "Partido Montonero" y un "Ejército Montonero", y en abril de 1977 se creó formalmente una nueva estructura organizada independientemente del movimiento peronista, el Movimiento Peronista Montonero (MPM). En 1978, en coincidencia con el mundial de fútbol a realizarse en Argentina, Montoneros organizó una campaña publicitaria de gran alcance con el objeto de concientizar a la comunidad internacional de los abusos cometidos por la dictadura. En el contexto de la misma Fernando Vaca Narvaja se reunió con buena parte de los líderes de la Internacional Socialista, como Lionel Jospin y Willy Brandt.

En 1979, considerando que las contradicciones internas de la dictadura eran suficientes para "devolver el golpe", desde la conducción en el exilio de la organización se votó una "contraofensiva popular"; la que terminó en un rotundo fracaso y significó la muerte en combate o captura y posterior desaparición de la mayoría de los cuadros montoneros aún activos. Firmenich visitó Nicaragua ese mismo año, tras la victoria de la revolución sandinista, y colaboró con el nuevo gobierno revolucionario de ese país.

Retorno a la democracia

Luego de caída la dictadura militar, bajo el gobierno constitucional del radical Raúl Alfonsín, Firmenich fue capturado en Brasil, extraditado, juzgado y condenado a 30 años de prisión por cargos de homicidio y secuestro, junto con Fernando Vaca Narvaja, Enrique Gorriarán Merlo y Roberto Perdía. Desde la cárcel lideró el Peronismo Revolucionario, una corriente interna minoritaria del Movimiento Peronista, dedicada a reivindicar los objetivos de la izquierda peronista de los '70.

Excluido en un primer momento por el presidente Carlos Menem del indulto otorgado a los jefes guerrilleros y militares, finalmente el decreto 2.742 del 29 de diciembre de 1990 otorgó la libertad de Firmenich. Tras abandonar la prisión, dejó la política activa para dedicarse al estudio y la investigación. Se recibió de licenciado en Economía en la Universidad de Buenos Aires en febrero de 1996, con el mejor promedio de su promoción, aunque el centro de estudiantes de la facultad, liderado por la agrupación radical Franja Morada impidió que se le otorgara la medalla de oro por tal logro. Posteriormente marchó a Barcelona, donde se doctoró en 1999 bajo la tutela del premio Nobel de Economía Joseph Stiglitz.

Durante su estadía en Europa se ha desempeñado como profesor asociado en el Departamento de Teoría Económica de la Universidad de Barcelona, y ha publicado diversos artículos en revistas especializadas. En 2004 publicó y presentó su libro "Eutopía", desarrollando un proyecto alternativo al neoliberalismo vigente. Actualmente reside en Vilanova i la Geltru, provincia de Barcelona, donde se dedica a la labor teórica acompañado por su familia y es profesor del Departamento de Economía de la Universitat Rovira i Virgili (Reus, provincia de Tarragona). Su esposa proviene de una familia tradicional de Córdoba y es familiar del ex vicepresidente radical Víctor H. Martínez.


Referencias

1. ↑ CASTRO, Reynaldo - Con vida se los llevaron, p. 11
2. ↑ perfil.com, Firmenich, en el expediente judicial
3. ↑ Ley 20840: Seguridad Nacional. Penalidades para las actividades subversivas en todas sus manifestaciones. Sancionada: Septiembre 28 de 1974. Promulgada: Septiembre 30 de 1974..

==Enlaces externos==

* [http://www.pagina12.com.ar/2001/01-08/01-08-05/contrata.htm
* [http://www.elortiba.org/memoria1.html

Artículo periodístico del poeta y periodista Juan Gelman sobre Mario Firmenich]

No hay comentarios:

Publicar un comentario