martes, 26 de julio de 2011

Anders Behring Breivik

* ELPAIS.com >
* Internacional

Horror en la isla de Utoya: "Debéis morir, debéis morir todos"
Disfrazado de policía, el noruego detenido sembró el pánico en la pequeña isla cercana a Oslo al disparar de forma indiscriminada

EL PAÍS - Madrid - 23/07/2011


"Debéis morir, debéis morir todos". Son las palabras que, según un testigo que sobrevivió a la matanza en la que fueron asesinadas al menos 84 personas, gritaba Anders Behring Breivik cuando, vestido con un traje de policía para saltarse las medidas de seguridad, comenzó a disparar a los cientos de jóvenes que participaban en el campamento de verano de las juventudes del Partido Laborista de Noruega en la isla de Utoya, en el lago de Tyrifjorden . Un lugar que fue "un paraíso de juventud, ahora transformado en un infierno", según ha dicho emocionado el primer ministro noruego, Jens Stontelberg, al recordar todos los veranos que pasó allí de joven. "Lo que más me duele es que este lugar en el que he estado cada verano desde 1979, en el que he sentido alegría, compromiso y seguridad, ha sido golpeado por una brutal violencia".

* "Parecía un paisaje de guerra"
* La policía eleva a 92 los muertos por el doble atentado en Noruega
* El terrorismo hace temblar Oslo
* El autor de los ataques de Noruega previó hacer el mayor daño posible "y no quedarse corto"
* El autor de la matanza acusa a Zapatero de rendirse a los musulmanes
* El fiasco de la policía noruega
* Terror en el país del bien
* Un atentado doble golpea Noruega
* "Prefería morir ahogada antes que por un tiro"
* Breivik declara que organizó con "otras dos células" el doble atentado en Noruega
* Nitrato de amonio, el ingrediente favorito de los terroristas
* Utoya, un campamento de verano para jóvenes políticos
* La policía noruega revela que tardó 20 minutos en reducir al autor del doble atentado
* "Breivik no destruirá la convivencia"
* Cuando Europa mira para otro lado

Heridos en la isla
Ampliar

Uno de los heridos en el campamento llega en helicóptero al hospital de Oslo- AFP
Reunión política en la isla
Ampliar

Reunión política en la isla- VEGARD GROETT (AFP)
Grafico
Matanza en la isla de Utoya
GRÁFICO - El Pais - 23-07-2011

Decenas de muertos en la isla cercana a Oslo tras ser disparados centenares de jóvenes de forma indiscriminada - MARIANO ZAFRA

Noruega
Noruega
A FONDO

Capital:
Oslo.

Gobierno:
Monarquía Constitucional.

Población:
4,644,457 (est. 2008)

La noticia en otros webs

* webs en español
* en otros idiomas

Según van pasando las horas, se van conociendo nuevos detalles sobre la matanza llevada a cabo en la isla. La policía ha asegurado que en el momento en que Behring empezó a disparar llevaba dos armas encima. Por los testimonios de la gente que se encontraba en la isla, es posible que más de una persona ayudara al asesino, aunque los agentes todavía no lo pueden confirmar. Según las autoridades, cuando la policía llegó a Utoya y pidió a Behring que tirara sus armas, este lo hizo sin mayor resistencia.

Utoya, a unos 40 kilómetros de Oslo, pertenece al Partido Laborista de Noruega desde los años 50. Es allí donde desde los 70 la sección de jóvenes del partido, la Liga de Jóvenes Trabajadores (AUF en las siglas en noruego) montan campamentos de verano. En esta ocasión había entre 500 y 600 personas, la mayoría jóvenes de entre 16 y 22 años. Uno de ellos, Adrian Pracon, de 21 años, habló con la cadena CNN desde la habitación del hospital donde le atendieron de sus heridas: "Yo y otros dos nos quedamos tumbados boca abajo y sobrevivimos por los cuerpos que pudimos ponernos encima y fingir que estábamos muertos". "Podía sentir su respiración; podía oír sus botas".

También sintió al asesino de cerca Thorbjorn Vereide. Estaba escondido con un grupo de unas 30 personas cuando llegó el asesino. Solo cinco sobrevivieron. "Parecía muy concentrado. La gente esta tirada en el suelo y él les disparaba por la espalda. Disparó a todos dos veces para asegurarse de que morían", ha contado el joven de 22 años al diario noruego DagBladet. Vereide logró refugiarse en una cavidad a la que se accedía desde el mar. "Nos decía a gritos que el peligro había pasado y que saliéramos para que un barco nos rescatara", relata.

Alrededor de las 17.30 del viernes, un par de horas después de la explosión en Oslo, Anders Behring Breivik, llegó a la isla disfrazado de policía para simular que formaba parte del equipo de seguridad. Los asistentes al campamento se encontraban reunidos en ese momento en una gran sala del edificio principal de la isla, donde los organizadores estaban informando sobre el atentado del centro de Oslo.

Según el testimonio de Marie Melgaard, periodista del diario DagBladet, "el asesino, vestido de oficial de la policía, organizó un encuentro sobre el ataque en Oslo. Casi todos los presentes, excepto los que estaban en las duchas o en las tiendas de campaña, se congregaron a su alrededor para que les contara lo sucedido. 'Reuniros que os voy a contar lo que ha sucedido', dijo. Cuando se acercaron a él, empezó a disparar".

Y comenzó el caos. Durante una hora y media el tirador recorrió la isla a sus anchas, "andando lentamente, sin correr", según varios testigos, hasta que llegó la policía a la isla, en helicóptero y en lanchas, sobre las 19.00. A la reunión asistían 560 jóvenes y estaba previsto que les visitara el primer ministro. Muchos de ellos dormían en la isla con tiendas de campaña. Las imágenes ofrecidas por las televisiones del país mostraban a decenas de jóvenes presa del pánico intentando huir a nado de la isla. El agua es el lugar hacia el que todo el mundo intentó huir, pero según los testigos, el tirador les siguió hasta la orilla. Los nadadores intentaban salvar la distancia que separa la isla de la costa, aproximadamente un kilómetro. Muchos tuvieron que volver ya que el agua estaba demasiado fría y con sus vestimentas y calzado nadar resultaba demasiado difícil. Otros intentaron esconderse en los arbustos o subir a árboles, "pero también fue tras ellos" según ha contado a la CNN Bjorn Jarle Roberg-Larsen, un miembro del partido.

"De pronto, escuchamos disparos detrás de un montecito", narra en su blog Khamshajiny Gunaratnam, una de los asistentes al campamento en la isla, de 23 años. "Nos dijimos: ¿Qué está persiguiendo aquí? No puede ser otra cosa que un cazador...". "Corrimos y corrimos. Lo peor es cuando supimos que estaba vestido como un policía. ¿En quién íbamos a confiar? Si aviso a un policía, ¿es este el tipo que va a venir a nuestro rescate?" cuenta Gunaratnam.

"Acercaos, tengo información importante, acercaos, no hay nada que temer", dijo el atacante antes de abrir fuego, según ha contado Elise, una niña de 15, a la agencia NTB . Elise se escondió tras una roca y el asesino pasó cerca, según su relato: "La gente corría como loca por todas partes. Él disparaba y disparaba".

La descripción que los testigos han hecho de Anders Behring Breivik , un hombre rubio, de origen noruego, de 1,90 metros y unos 32 años, coincide con la facilitada por la policía. Es de lo poco que ha transcendido sobre el sospechoso. La policía ha confirmado que Behring Breivik tendría vínculos con partidos de la extrema derecha y que fue arrestado en la misma isla, aunque no ha dado más detalles.












Un atentado doble golpea Noruega
Confirmadas siete muertes en la capital por una bomba que ha dañado varios edifcios gubernamentales y 10 en un tiroteo contra una reunión de las juventudes laboristas en una pequeña isla.- Un noruego ha sido arrestado en relación con ambos ataques y la policía apunta a "grupos locales"

AGENCIAS - Oslo - 22/07/2011
Vota
Resultado Sin interésPoco interesanteDe interésMuy interesanteImprescindible 470 votos
Comentarios Comentarios - 619
Imprimir Enviar

*
*
*
*



Sigue la última hora en este canal de Eskup.

Al menos 17 personas han muerto en un doble atentado terrorista en Noruega. Una decena más permanecen heridas de gravedad y la policía espera que algunas de ellas pasen en las próximas horas a engrosar la lista de decesos. Al menos siete de las víctimas son el resultado de la explosión de una bomba en el centro de la capital, Oslo, producida ayer a las 15.30 horas, y 10 más de un ataque con armas de fuego una hora y media después. La policía ha detenido a un hombre de nacionalidad noruega. El presunto autor del atentado y del tiroteo en la isla de Utoya sería un hombre de 32 años de nombre Anders Behring Breivik, según recoge la televisión noruega TV2, que no cita sus fuentes.

* "El atentado en Estocolmo es un caso aislado pero puede sentar un precedente"
* La policía noruega confirma una decena de muertos en un campamento del partido gobernante
* "Parecía un paisaje de guerra"
* "Parecía un paisaje de guerra"
* Horror en la isla de Utoya: "Debéis morir, debéis morir todos"

Grafico
Explosión ante la sede del Gobierno de Noruega
GRÁFICO - El Pais - 22-07-2011

Una bomba deja varios muertos y numerosos destrozos en edificios gubernamentales en Oslo (Noruega) - EL PAÍS
La explosión de una bomba en Oslo deja varios muertos
VIDEO - AGENCIA ATLAS - 22-07-2011

Este viernes, la explosión de una bomba cerca de la sede del Gobierno en Oslo ha dejado al menos dos muertos y un número indeterminado de heridos. Todos los edificios de la zona se han visto afectados por la onda expansiva. Hasta el momento nadie ha asumido la autoría del atentado, aunque la policía sigue la pista del terrorismo islamista y tampoco se descarta que pueda haber más dispositivos explosivos preparados para ser detonados. En relación a la explosión, los agentes han arrestado a tres personas. Entre los edificios gubernamentales afectados se encuentran las oficinas del primer ministro, Jens Stoltenberg, que no ha resultado herido por encontrarse en ese momento fuera de su despacho. La cifra de muertos también podría aumentar. - AGENCIA ATLAS
Otros vídeos

* Video: Atentado en el centro de Oslo - 22-07-2011

La noticia en otros webs

* webs en español
* en otros idiomas

El estallido sacudió varios edificios gubernamentales (mapa), entre ellos, las oficinas del primer ministro, el laborista Jens Stoltenberg, quien no estaba allí. Las fuerzas de seguridad noruegas han cerrado el centro de la ciudad, que tiene en total algo más de medio millón de habitantes, y ha pedido a todos los que quedan allí que abandonen la zona. El terror se ha intensificado cuando, poco después, un tiroteo en una isla al sur de la ciudad ha provocado el caos durante una reunión de las juventudes laboristas. La policía ha confirmado que hay al menos 10 víctimas mortales en este segundo ataque, aunque un testigo citado por Reuters ha asegurado que ha visto una veintena de cadáveres tendidos en el suelo.

Un detenido, noruego

La policía está interrogando al único detenido, un hombre de nacionalidad noruega de 1,90 metros y 32 años. El portavoz de la Policía de Oslo, Ander Frydenberg, ha declarado a la BBC que el detenido está siendo interrogado en una comisaría local de Policía de la isla de Utoya. La televisión noruega Tv2, ha informado de que al parecer Anders Behring Breivik tendría vínculos con partidos de la extrema derecha. Según este mismo canal, la policía noruega está registrando un piso en la zona occidental de Oslo donde residía el detenido. Por ahora las investigaciones apuntan que los ataques no se pueden atribuir al terrorismo internacional o a grupos islamistas, sino que estarían relacionados con "movimientos locales antisistema".

La detención se ha efectuado en Utoeya, una isla situada a varias decenas de kilómetros al sur de la capital donde estaban reunidas las juventudes del partido laborista y donde el arrestado ha sembrado el caos al abrir fuego contra los asistentes. El autor del tiroteo iba vestido de policía y está relacionado también con la explosión, según fuentes oficiales. A última hora de la noche se ha localizado su coche, que contenía más material detonable.

Algo más de dos horas después del estallido, el propio Stoltenberg ha confirmado que tanto él como el resto de los miembros de su Gabinete estaban "bien". El primer ministro, que no ha hablado de atentado hasta una segunda aparición televisiva horas después, ha calificado la situación de "muy grave" y ha convocado a los ministros de Defensa y de Exteriores para reunirse en un Comité de Emergencia. Hacia las diez y media de la noche, Stoltenberg compareció una tercera vez en la televisión pública junto al ministro de Justicia para condenar los atentados y confirmar las cifras oficiales de muertos, heridos y desaparecidos. También aseguró que su país responderá con más democracia a ataques violentos y que el Gobierno británico ha ofrecido compartir sus servicios de inteligencia con Noruega. El ministro de Justicia, Knut Storberget, declaró que aún no se conocen los móviles del crimen y aseguró que las fuerzas de seguridad no tenían nociones de ninguna amenaza de esa envergadura. También explicó que el país no elevará la alerta terrorista tras el suceso.

"Una zona de guerra"

Einar Hagvaag, periodista del diario noruego Dagbladet, explicó en conversación telefónica que la explosión tuvo lugar en las inmediaciones del cuartel general del Gobierno noruego. En concreto informa de que el acceso al edificio de 16 plantas donde tiene su oficina el primer ministro quedó completamente destruido. "Parece una zona de guerra", describió Hagvaag desde las calles próximas al lugar del estallido.

Precisamente la sede de otro periódico, VG, el de mayor tirada en Noruega, quedó afectada por la explosión. "Veo rotas las ventanas del edificio del VG y de la sede gubernamental", señalaba un periodista testigo de la explosión a la radio NRK.

Junto a los cristales caídos de las ventanas de los edificios afectados en la zona, los testigos han relatado que quedaban restos de un vehículo destrozado, además de humo por encima de los inmuebles. La sirenas, según las grabaciones que han llegado a la Red, saltaron en medio del caos que agentes de la policía trataban de controlar en la calle entre heridos ensangrentados y desorientados, personal hospitalario y ciudadanos que tratan de asistirlos. El mes de julio es el que los noruegos eligen para las vacaciones. No obstante, a la hora en la que la bomba hizo explosión, muchos ciudadanos de Oslo dejaban sus oficinas para comenzar el fin de semana.

Francisco Valseca, ingeniero informático español de 30 años, explicó a este periódico -aquí puedes leer otros testimonios- que cuando se encontraba en su puesto de trabajo a unos siete kilómetros de donde ocurrió la explosión, se escuchó un estruendo. "Hemos notado un fuerte temblor del edificio y hemos pensado que era un trueno porque hoy está lloviendo".

Noruega había recibido amenazas de islamistas radicales por su implicación en la guerra de Afganistán y su participación en la campaña militar de la OTAN en Libia. Un experto consultado por la agencia Reuters, John Drake, apuntado que este atentado no es muy diferente al que golpeó Estocolmo en diciembre y que, posteriormente, relacionaron sus autores con el papel de Suecia en la guerra afgana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario